Posturas de Yoga "cómo y para qué" II Parte

02 diciembre 2016

Postura del gato, en ésta postura lo que se busca es estirar la parte alta de la espalda, para ello nos ponemos a cuatro patas, con las manos a la altura de los hombros, las piernas en ángulo de 90º y a la altura de las caderas, comenzamos a encorvar vértebra a vértebra nuestra parte alta de la espalda, a la vez que vamos bajando nuestra cabeza, como si quisiéramos mirarnos el escote.



La postura del gato segunda parte,  casi siempre va a compañada de la primera postura que hicimos, la posición es la misma que en la postura anterior, pero en ésta lo que vamos a intentar es encorvar la espalda y a la vez levantar la cabeza. En la postura del gato completa trabajamos la espalda, y el suelo pélvico a la vez que favorece la flexivilidad de la columna,


La postura de la cobra, nos tumbamos boca abajo y con las manos a la altura del pecho incorporamos el tren superior estirando los brazos y levantando la cabeza. Con ésta postura fortalecemos la columna vertebral, los glúteos, y alivia la ciática.








No hay comentarios

Publicar un comentario

Puedes comentar o preguntar

Mujer y Deporte a partir de los Cuarenta © - DISEÑADO POR HERPARK